• Jazmin Luzzi

Bancos de Alimentos en primera persona: Ciclo de entrevistas REDBdA

Este mes charlamos con los directores ejecutivos de tres Bancos de Alimentos de Argentina: Santiago del Estero, Buenos Aires y Tucumán. Tres miradas de una misma misión: reducir el hambre y mejorar la nutrición, a través del rescate y entrega de alimentos, evitando que se desperdicien.

Charlamos con Fernando Marmo, coordinador General del Banco de Alimentos de Santiago del Estero, quien desde hace años trabaja en el Banco a puro corazón, él es un apasionado de su trabajo al que resume cómo rescatar alimentos y así evitar que se desperdicien”.


El Banco de Alimentos de Santiago del Estero, estaba a fines de febrero, en plena construcción de su nueva base de operaciones. Si bien con la llegada de la pandemia a la Argentina y sus restricciones de circulación, tuvo que demorarse unos meses, en unas semanas esperan ya estar instalados. La nueva sede del BDA, que se encuentra en el Barrio San Carlos, también significa un paso más en la construcción de una unidad productiva para procesar frutas y verduras (el 50% de su rescate proviene de la industria agropecuaria) esto puede significar preparar jugos y mermeladas, por ejemplo, para darle un plus más a los alimentos y también para brindarle a los comedores y merenderos, nuevos productos a la hora de preparar los platos.

Fernando, es un apasionado por lo que hace, siente que a la pandemia “hay que hacerle frente” y que encuentra a la sociedad santiagueña cansada, pero sabe que mucha gente (la demanda de alimentos aumentó entre un 60 y un 70%) necesita de él y de su equipo (al que nombra durante varias veces en la charla) más que nunca. También hablamos de la importancia de hacer red y equipo junto a otros Bancos de Alimentos, los Bancos del NOA” que integra Santiago del Estero: se comunican, se reúnen virtualmente y se comparten alimentos (que tal vez en un Banco sobraría) para llegar a personas en otras ciudades y provincias y ampliar el impacto de sus rescates.


Gracias al concurso organizado por la REDBdA, con fondos de la Fundación Alimentaris, el BDA de Santiago del Estero pudo adquirir su propio camión, fundamental para el traslado de productos y para abarcar distancias y abaratar costos de logística que muchas veces son imposibles de costear sin apoyo externo. Tener movilidad propia les permitirá mejorar su programa “Cosecha solidaria”: esto es comunicarse con productores de la zona para retirar de los propios campos cosechas que no van a ser comercializadas, evitando la pérdida de miles de toneladas de productos nutritivos.


En estos días, tuvimos también una linda y profunda charla con Marisa Giraldez, la directora del Banco de Alimentos de Buenos Aires, una de las zonas más golpeadas por la pandemia e históricamente más controversial, en nuestro pais ya que alberga a más de 16 millones de personas.La situación del conurbano hoy es crítica” nos confiesa Marisa, pero sin embargo el BDA logró adaptarse en tiempo récord y ponerle el cuerpo a la crisis que nos golpea.

Foto: Banco de Alimentos de Buenos Aires

Hace seis meses que el Banco está funcionando sin voluntarios, pilar del trabajo de clasificación de alimentos en su depósito en San Martín, El equipo del BDA enfrentó el reto con mucho corazón, ingenio, solidaridad y así, lograron llegar a 540.000 personas (teniendo como referencia que durante el 2019 el BDA entregó alimentos para 168.000 personas).


La modalidad de entrega de alimentos se modificó respetando protocolos y medidas de seguridad dictados por el Ministerio de Salud Nacional (como en todos los BDA del país) Sin embargo, el cambio más significativo que remarcaba Marisa en la conversación, tiene que ver con que las personas ya no van a los comedores y merenderos sino que retiran viandas y cajas con alimentos que se les entregan para llevar a sus casas, es decir que los niños y niñas que tal vez iban por una copa de leche, ahora están en sus casas y comparten los alimentos en el grupo familiar. Hay muchas nuevas familias, que antes tenían trabajos precarios o changas, que hoy están desocupados.


El 80% de las organizaciones con las que el BDA de Buenos Aires trabajaba no cerró, pero sí cambió su modalidad. El Banco de Alimentos implementó un sistema de entregas de emergencia para poder responder al aumento de demandas de nuevas organizaciones, grupos de vecinos y personas que solicitan apoyo en este contexto que estamos atravesando. En este sentido, el BDA aceptó el desafío de sumarse al proyecto “Seamos Uno” que nuclea a otras entidades interreligiosas (como Cáritas y AMIA) integrada por CIAS con el apoyo de diferentes cámaras empresariales, fundaciones y organizaciones. El objetivo del proyecto es llegar a un millón de cajas con 16 kg de alimentos (lo que equivale a 50 platos de comida) a quienes más lo necesitan en CABA y GBA. El proyecto comenzó el 25 de marzo y podría terminar la primera semana de octubre.


Josefina Correa es la directora ejecutiva del Banco de Alimentos de Tucumán. Llegó hace 15 años, pasó por varias áreas dentro del BDA “salvo Comunicación casi todas” nos cuenta, eso le da un plus a la hora de armar equipo y de hacer que el Banco no pare de crecer. Josefina, es pura garra, contagia sus ganas y disfruta mucho empujar las tareas diarias a sus pares en otros BDA.


Tucumán está ahora enfrentando momentos duros a causa del COVID, con un aumento de casos y nuevas restricciones de circulación. Josefina nos dice que “esta crisis es una más, muy atípica sí, estamos todos muy afectados pero vamos a superarla”. El Banco de Alimento de Tucumán, nos cuenta Josefina que este año, aumentó su trabajo en un 40%; es decir: de ayudar a 30.000 personas a 100.000 en estos meses.


El BdA de Tucumán se define como siempre en movimiento y que siempre han tenido cintura para reinventarse, y moverse en pos de sus beneficiarios, es por esto que desde hace un tiempo, no solo trabajan con Organizaciones sino que trabajan directamente con familias a las que se les está entregando cajas con 10 alimentos que significan 35 platos de comida. Esto permitió avanzar y ayudar a familiares en situación crítica en estos meses.


Tucumán tiene aproximadamente 1.5 millón de habitantes y tiene como industrias fuertes: la azucarera y la industria cítrica. Este año, como la cosecha de limones fue muy buena, Tucumán además de proveer a sus organizaciones, pudieron enviarle a otros Bancos como el BDA de la Plata. Además con el limón, el BDA de Tucumán comenzó a producir jugo de exprimido junto a una empresa, trabajando y capacitándose a partir de su sistema de buenas prácticas y junto al equipo de Bromatología de la provincia, para entregar también entre sus beneficiarios. El limón es gran fuente de Vitamina C y bueno para el sistema inmunológico, y además representa una variante en el consumo de beneficiarios, como perlita: las organizaciones lo están recibiendo muy bien y hasta están promoviendo variantes y recetas, ¡lo que podemos llamar un intercambio jugoso!


Agradecemos enormemente el tiempo a Fernando, Marisa y Josefina, a seguir trabajando en equipo y por un acceso a la alimentación de todas las personas en la República Argentina. #HayEquipo #SomosBancosDeAlimentos.



  • Facebook - círculo blanco
  • Instagram - Círculo Blanco
  • Twitter - círculo blanco
  • LinkedIn - círculo blanco

 + 54 9 11 54740423

F.Roosevelt 2157 

of. 302 (1428) CABA, Argentina

RedBancosDeAlimentos ©Copyright 2020, todos los derechos reservados. Diseñado por PalaciosBros Studio  en la  plataforma de