• Red Bancos de Alimentos

GFN y las Abejas polinizadoras

En este artículo te proponemos un breve recorrido para conocer más sobre la Global Foodbanking Network (GFN). Más de 40 países, 1.000 BdAs en todo el planeta, un objetivo: un mundo sin hambre.


“Como una abeja polinizadora”, lo describe Alfredo Kasdorf cuando le preguntamos sobre su rol de consultor externo en GFN; y además nos cuenta: “en Latinoamérica somos más de 200 bancos de alimentos y en el mundo más de 1.000... Trato de conocer y aprender lo que un Banco de Alimentos hace mejor para compartirlo con otro que tiene una problemática similar y que quiere ver cómo resolverlo; somos orquestadores donde se comparte el conocimiento de unos a otros para todos los miembros de la la Global Foodbanking Network” ¿Pero qué es la GFN?


La Global Foodbanking Network (GFN) fue fundada en 2006 por Bancos de Alimentos de México, Feeding America, Food Banks Canada y la Red Argentina de Bancos de Alimentos. Su misión es trabajar en pos de mejorar la malnutrición, la desnutrición y el hambre en el mundo, a través del apoyo para el desarrollo de Bancos de Alimentos en comunidades donde se necesitan y apoyando a los Bancos de Alimentos existentes. Hoy en día, esta enorme Red, conecta a más de 950 Bancos de Alimentos, en más de 40 países en todo el mundo, logrando rescatar y recuperar alimentos para una población estimada en ¡40 millones de personas!

Foto cortesía Asociación Bancos de Alimentos Colombia

Los objetivos de GFN son: por un lado, brindar las herramientas para crear nuevos BdA, de esta manera, la Global Foodbanking Network se asocia con líderes locales en cada territorio, para trabajar en comunidades y países donde antes no existían Bancos de Alimentos. Desde 2006, han apoyado la creación de Bancos de Alimentos en 15 países, permitiendo que poblaciones vulnerables tengan acceso a alimentos y empoderando a esas comunidades para que puedan brindar asistencia a las personas que sufren por la falta de una alimentación adecuada. Por otro lado, GFN trabaja activamente en fortalecer lazos, programas, proyectos y capacitaciones para la enorme Red de Bancos de Alimentos en todo el mundo (esto incluye además el trabajo con las Redes de Bancos en algunos países, como el caso de la REDBdA). Para alcanzar este objetivo trabajan en diferentes proyectos, tales como :

-Food Bank Leadership Institute (FBLI): Evento anual de GFN para bancos de alimentos en todas las etapas de desarrollo; un foro para compartir mejores prácticas; y un evento para que los miembros de los Bancos de Alimentos se conecten y establezcan contactos. Durante el 2020 y 2021 se está realizando de manera virtual, lo cual permitió y permite una mayor asistencia de equipos completos y dinamismo para conocer el trabajo de los Bancos a nivel mundial totalmente profundizado durante esta Pandemia.

-GFN e-Learning: Ofrece oportunidades para que todo el personal de los bancos de alimentos puedan involucrarse y capacitarse durante todo el año .

-Asistencia Técnica: Miembros del equipo de GFN ofrecen asistencia técnica directamente a los Miembros y Afiliados mediante visitas de campo y asistencia remota. Esto proporciona asistencia intensiva que les permite a los BdA perfeccionar los protocolos operativos y establecer operaciones más eficaces.


En primera persona

Ana Catalina Suarez Peña, es la Directora Regional de GFN para Latinoamérica, ella es abogada, trabajó más de 14 años para el Gobierno colombiano, sobre todo en programas de Seguridad Alimentaria y nutricional. Luego, llegó la experiencia de sus años en ABACO (Asociación Bancos de Alimentos en Colombia), lo que produjo un cambio en su percepción del mundo, y después de 6 años de experiencia y desafíos, llegó a la Global Foodbanking Network para ocupar el rol de Directora Regional. Conversamos con ella, y nos contó lo siguiente.

¿Cómo puedes describir tu trabajo en la Región?

A.C.: Nosotros somos pura polinización cruzada, ósea... vamos a una flor: la miramos, la conocemos, aprendemos; nos vamos a otra flor, les llevamos ese polen que recogemos, al final ningún pensamiento original pasa por nosotros, sino que somos la suma de un montón de aprendizajes... Somos una suma, somos la partícula más pequeña que ayuda a congregar a unir, somos concretadores, al mismo tiempo, contar, cómo los oradores de los pueblos que permitían transferir el conocimiento.

¿Cómo vivís el cambio de paradigma que atravesamos, especialmente siendo mujer y líder en la Región?

A.C.: Es una experiencia fuerte, tengo tres características incambiables, que son... que generan sesgos: soy una mujer joven (por el mundo en el que me muevo), soy mujer y soy latina...soy muy latina: me emociono, grito, lloro, tengo pasiones, me enamoro, hablo emocionada, abrazo, beso, soy radical, fuerte, comprometida, esto es muy latino, sentimos esto en el corazón, en la piel, en el alma, y esas tres cosas de una u otra manera, en un mundo globalizado generan unos sesgos de comportamiento todavía, de una Latinoamérica que se ve todavía… Algunos le dicen tercer mundo, otros, países en desarrollo, con decirte solo eso, eso habla de un paradigma que sigue existiendo. Creo que de la Cooperación internacional a ser una cooperación sur-sur, marcó que somos una región que aprendemos, una región pujante, con mayores capacidades y entrega, eso es muy importante, y me permitió a mi, una mujer, latinoamericana joven, me ha permitido mostrar que somos una región con muchos conocimientos, con liderazgos importantes, con capacidades de resiliencia que ha llevado a generar nuevos recursos, creatividad, empuje. Creo que lo que antes llamábamos “discriminación” hoy son sesgos, por género, lenguaje, siguen estando ahí, pero que entre más rápido seamos capaces de ver y reconocer, creo que pasa con hombres y mujeres. Cuando me dicen que estamos mejor que hace 100 años, digo: ¡obvio que estamos mejor! pero sin embargo, solo el 20/30% de las mujeres ocupan cargos directivos, solo el 1% son mujeres presidentas en empresas, las mujeres ganan menos del 30% en los mismos cargos que los hombres. Los hombres siguen tomando las decisiones de planeamiento y financieras y las mujeres siguen siendo responsables en cargos de talento humano y social… no podemos decir que hemos avanzando ni que esto no existe, porque son mensajes que ocultan lo trascendental de lo que está ocurriendo, muchos cargos de Direcciones ejecutivas son ocupados por mujeres, pero cuando se revisan los cargos de las juntas directivas, dirigen los hombres y toman decisiones.

¿Por qué crees que es importante hablar hoy de cuestiones como: género, sustentabilidad y cambio climático? ¿Cómo lo relacionas con la misión de los Bancos de Alimentos en la región y en el mundo?

A.C.: Los Bancos de Alimentos del mundo tienen dos pilares fundamentales: reducir la pérdida y desperdicio de alimentos, cerca del 30% de los alimentos producidos para ser consumidos por seres humanos no son finalmente consumidos; y el segundo pilar: es acabar con el hambre en el mundo, también hablamos de: acceso, disponibilidad, de consumo, inocuidad, y de cultura alimentaria: los 5 elementos que componen la seguridad alimentaria ¿eso qué significa? que no estamos hablando de dar alimentos para que llenen, sino que estamos hablando de dar alimentos para que nutran. Estos son los grandes pilares, cuando hablamos de reducir pérdidas; estamos hablando de sustentabilidad, de cambio climático, pero mira, cuando hablamos de hambre, también hablamos de cambio climático y sustentabilidad, está demostrado que en los lugares que más población en situación de vulnerabilidad tiene, más riesgos de no estar preparados para los cambios climáticos están, porque hay más desabastecimiento de naturaleza, más producción de CO2, menos espacios comunes, menos reservas naturales, cuando hablamos de hambre, hablamos de todo esto y claro, hablamos de género, el impacto de la Pandemia incrementó la brecha de género, afectó principalmente a las mujeres que no dejaron de trabajar, que siguieron con sus tareas del hogar, que de nuevo recayeron sobre ellas, no debemos perder de vista que hay mujeres en los Bancos de Alimentos que hoy llevan esta carga: tareas laborales, del hogar, familiares mientras siguen trabajando, esas mujeres mientras siguen trabajando de manera remota, siguen ocupándose de las tareas de cuidado.

¿Qué les dirías a las mujeres que trabajan en los Bancos de Alimentos y a aquellas que lideran Organizaciones beneficiarias?

A.C.: Somos la voz, les pido por favor que sigan siendo parte del cambio, ustedes lideran la transformación, van a haber días más fáciles y otros más difíciles, hay momentos que es mejor callar, que decir acá estamos juntas para apoyarnos, en este ejercicio de tener una voz, un espacio seguro, tengan amigas, construyen círculos con amigas poderosas, con otras mujeres, las mujeres juntas trabajando hacemos un mundo absolutamente transformador. Juntas somos muy poderosas. Pero también quiero decirle a los hombres, que trabajan en los Bancos de Alimentos: esto es con ustedes, yo quiero un mundo donde ustedes se incomoden, un mundo donde quieren que participemos, donde quieran escucharnos la voz, sumemos derechos, competencias, liderazgos, este mundo es juntos: hombres y mujeres construyendo, donde todos accedemos a los mismos derechos, necesitamos hoy acciones positivas a favor de las mujeres porque son ellas hoy quieren tienen hoy el mayor peso de la desigualdad. (Para leer más sobre Mujeres y Bancos de Alimentos clickeá acá)

Alfredo Kasdorf, consultor de GFN para Latinoamérica, conoció el mundo BdA en el año 2006, cuando trabajaba como Gerente de Compromiso con la Comunidad en una empresa; a partir de ahí se sumó a la Comisión de la REDBdA, donde luego fue presidente por tres años y allí se sumó a GFN, primero como parte del board y luego como consultor externo, rol que desempeña actualmente para la región latinoamericana. Esto nos contó:


¿Cómo aprecias el cambio de percepción del mundo que trajo la Pandemia? ¿Cómo sentís que afectó al trabajo de los Bancos de Alimentos y por qué?

A.K.: Dentro de todo lo negativo y trágico de la pandemia, para los bancos de alimentos se abre una oportunidad. Los resultados en general fueron de un crecimiento de aproximadamente un 80% más de kilos distribuidos y alrededor de más de 154% de personas atendidas. Debemos capitalizar ese crecimiento, ese reconocimiento como una organización a nivel de las grandes del mundo. Sin lugar a dudas debemos capitalizar todo el aprendizaje del 2020-2021 y consolidarnos como una organización referente para ayudar a disminuir del hambre y malnutrición y el desperdicio de los alimentos.

¿Qué le dirías hoy a las personas que trabajan en los Bancos de Alimentos en Argentina?


Impacto COVID-19 según GFN

La crítica situación sanitaria, a causa de la COVID-19 ha golpeado fuertemente al mundo entero, sin embargo, esto no detuvo el enorme trabajo de abastecimiento alimentario de los Bancos de Alimentos, sino que redobló sus esfuerzos. Según FAO, para el 2019, 690 millones de personas alrededor del mundo sufrieron hambre; para 2020, el número incrementó a 813 millones de personas a raíz del impacto de la pandemia. Más de 84% de los Bancos de Alimentos en el mundo reportaron cambios en las entregas de alimentos: muchos de los comedores, escuelas, centros de atención comunitaria debieron cerrar sus puertas a causa de las cuarentenas alrededor del mundo, es por esto que, al igual que en la Argentina, muchos países debieron adaptar sus operaciones para no detener la entrega de alimentos a las personas en situación de vulnerabilidad alimentaria, que a su vez, se incrementaron por la falta de empleo informal, cierres temporales o problemas sanitarios.

Foto gentileza Feeding Hong Kong

GFN tuvo un rol sumamente activo y rápido a la hora de colaborar con la enorme red de Bancos de Alimentos en el mundo, a partir de encuentros virtuales (regionales y mundiales) para fortalecer respuestas ante la emergencia y apoyo logístico, así como también; enormes donaciones de dinero y de alimentos por parte de empresas locales y multinacionales que lograron incrementar las tareas de rescate de comida y compras de emergencia como paliativo ante la tremenda situación que se estaba viviendo. Se logró apoyar de esta manera entregando 80 millones de raciones de comida en 185 ciudades, asistiendo a 27 millones de personas entre marzo y octubre de 2020.


La situación que deja la pandemia es aún muy crítica, a partir de datos otorgados por 43 Bancos de Alimentos alrededor del mundo, la GFN reportó que; el 91% de los BdA debieron cambiar sus metodologías de entrega, 89% debieron comprar alimentos para cubrir el aumento en la demanda, y casi un 60% reporta una situación crítica de financiamiento en el corto plazo. Para profundizar más sobre la acción de GFN en el contexto de Pandemia y su impacto durante 2021, hacé click aquí.





70 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo